Daida

1. Nombre.

Daida del Pino. Daida, me lo pusieron mis padres por ser un nombre guanche. El segundo nombre me lo pusieron por ser la Patrona de la Isla de Gran Canaria. Así que mis padres en su afán de ser y sentirse canarios me dieron un nombre  muy original y un tanto peculiar, que a mí me encanta.

2. ¿Qué edad tienes?

30 añazos, o mejor dicho añitos.

3. ¿De dónde vienes?

Soy de la isla más gordita de todas, Gran Canaria.

4. ¿A qué te dedicas?

Soy empleada de Notaría, es un trabajo que me gusta mucho.

5. ¿Cuándo llegaste a Fuerteventura?

Vine el 9 de Agosto de 2.002. Mi llegada a la Isla de Fuerteventura fue toda una odisea. Empezando por mi despedida en Gran Canaria, que fui sólo a cenar con unas amigas y terminé pegándome una de mis mejores marchas, llegué una hora antes de coger el barco hacia Morro Jable. Con la emoción de empezar una nueva vida, me olvidé de avisar a mi tío que vivía en Corralejo que me fuera a buscar. Así que me vi en Morro Jable sola con dos maletas y sin saber como llegar a Corralejo. Hacía más de seis años que no visitaba Fuerteventura, así que lo vi todo muy cambiado. Pero finalmente llegué a mi Corralejo lindo y fue un amor a primera vista, sabía que este era el lugar donde quería vivir.

6. ¿Por qué viniste?

Necesitaba un cambio en mi vida y no sabía ni qué quería hacer. Mi idea era venirme un añito a trabajar y ahorrar para después seguir estudiando o viajar o no sé qué. Pero como ya dije antes desde que llegué sentí que era para quedarme.

7. ¿Primeras impresiones de la isla?

Esta isla la conozco desde que soy niña y siempre me gustó mucho, pero reconozco que cuando llegué esta última vez lo vi todo muy cambiado, la isla parecía más grande que antes y más edificada.

8. ¿Dónde vives?

En Corralejo, me encanta Corralejo, aunque también me gustaría vivir en algún pueblito como Villaverde, La Oliva, Tindaya, que me gustan mucho también.

9. ¿Por qué sigues aquí?

Porque desde el principio sentí que este era mi lugar. Y ahora siento que esta isla me ha dado mucho. Además de trabajo, aquí he formado mi familia. Me llena de orgullo poder decir que además de nieta e hija, ahora soy madre de un majorero.

10. Aficiones.

Antes tenía algunas, no muchas pero algunas: ir al cine, leer, ir al gimnasio. Ahora lo más que hacemos mi hijo y yo, es ir a la playa, y al parque. Para mí hoy por hoy, mi gran afición es disfrutar del tiempo con mi familia.

11. ¿Qué te gusta y qué no de Fuerteventura?

De Fuerteventura me gusta la isla en sí, el color de su tierra, su gente, por gustarme, me gusta hasta su nombre; y los nombres de sus pueblos: Tetir, Betancuria, Villaverde…

12. ¿Qué cambiarías?

Lo que no me gusta es el déficit que tenemos en sanidad y educación. Y lo complicado que resulta hacer cualquier cosa, por vivir como dicen en una isla menor. Tampoco me gustan los supermercados, que además de caros venden fruta y verdura horrible. A ver si ahora con el Mercadona mejoramos.

13. ¿Qué recomendarías de Fuerteventura?

Por supuesto las playas. Y tomar algo en Aguayre (El Cotillo) al atardecer.

14. Tú rincón de Fuerteventura.

Lo que más me gustó nada más llegar a la isla fue Montaña Roja, qué casualmente la subí estos días con mi familia, incluido el perro, desde la cima hay unas vistas maravillosas.

15. ¿Qué opinas de la gente de aquí?

Lo que le veo a los majoreros, es que de primeras pueden parecer un poco cerrados, incluso desconfiados, pero todo es apariencia, cuando te abres hacia ellos, ellos se abren hacia ti de una forma desinteresada, servicial, atenta y detallista.

16. ¿Cómo te defines?

Tranquila y familiar.

17. Define Fuerteventura en pocas palabras.

Isla dorada y cautivadora. No tiene un término medio, o te enamoras o la odias. Yo fui de las personas que se enamoró.

Síguenos en las redes sociales